Cornellà camina hacia un nuevo modelo de relación entre el Ayuntamiento y la ciudadanía, basado en la transparencia, la colaboración y la corresponsabilidad. Estos tres principios consolidan el Gobierno Abierto, una nueva manera más democrática de entender el servicio público, que pretende conseguir una gestión más eficiente y más eficaz de los recursos y servicios que se ofrecen a la ciudad.

Los ciudadanos y las ciudadanas dejan de ser agentes pasivos, exclusivamente receptores de mensajes, para configurarse como agentes activos: ciudadanos implicados en las decisiones que les afectan, que les importan  y en las que pueden formar parte. Se trata, en definitiva, de acercar la administración a la ciudadanía para que colabore en la construcción del municipio.

La puesta en marcha de la plataforma Gobierno Abierto es un paso más de las Mejoras de gobierno, el compromiso que adquirió el ayuntamiento en 2010 con el objetivo de hacer más transparente la gestión municipal y profundizar en la mejora de las relaciones entre ciudadanía y consistorio.