Coresponsabilitat

Una ciudadania informada y comprometida representa un valor añadido para la ciudad: propone, opina y crea, pero también controla y fiscaliza la acción del gobierno.

El conocimiento y la experiencia de los ciudadanos constituyen un beneficio para la gestión municipal, y aumentan la implicación y la vinculación de los vecinos y vecinas con la ciudad. Por eso sus aportaciones, ideas o iniciativas se podrán realizar por la vía administrativa - como se hacía hasta ahora - pero también a través de los órganos de participación como el Consell de Ciutat, Consejos sectoriales de participación, el A prop teu, entre otros, para ser discutidas, analizadas y mejoradas entre todos.

 

Normativa de los Órganos de participación ciudadana (artículos 102 a 117 del ROM)